El Ejecutivo Municipal vetó la ordenanza que regula la distancia entre farmacias

A través de la Resolución Nº 1301 del 26 de junio del presente año, el intendente de la ciudad de Corrientes, Eduardo Tassano, vetó el artículo Nº 5 de la Ordenanza Nº 6623  que regula la distancia mínima entre farmacias, dejando sin efecto una medida largamente reclamada por los profesionales farmacéuticos.

Con el propósito de promover una distribución equitativa en los distintos sectores y barrios de la ciudad, el mencionado artículo establecía para la habilitación de nuevas farmacias una distancia mínima entre local de 300 metros de puerta a puerta, medidos sobre la vereda. La norma había sido aprobada en la décima segunda sesión del Concejo Deliberante de la Ciudad de Corrientes, y contemplaba además la prohibición para la venta de medicamentos en quioscos. Ambas medidas fueron promovidas por el Colegio de Farmacéuticos de la Provincia (Cofarco) y actualmente son tratadas en la legislatura provincial, con media sanción en la Cámara de Diputados.

Sin embargo, el Ejecutivo Municipal resolvió el veto parcial de la ordenanza con el fundamento de que “la limitación de espacio establecida en el artículo 5 no sigue un criterio integrador con el resto de la regulaciones de la Ordenanza ni con las normas que regulan la autorización de las farmacias como actividad comercial”.

“Pedíamos la regulación de distancias entre farmacias para evitar la concentración en zonas céntricas y para que los locales se trasladen también a los barrios”, explicó la farmacéutica Desireé Lancelle Monferrer, presidente del Colegio, al indicar que como fundamentos se presentaron al Municipio notas e informes de universidades. “Realmente no entendemos a qué se debe este veto”, aseguró.

“Vamos a pedir una audiencia con el intendente para que nos explique la razón de esta medida”, dijo la profesional y puntualizó: “Por ser un eslabón indispensable en el sistema de salud, las farmacias deben estar racionalmente distribuidas a fin de garantizar la accesibilidad y distribución equitativa de este servicio público, asegurando el acceso a los medicamentos y demás productos sanitarios, así como su uso racional, con la prestación de servicios Farmacéuticos integrales y continuos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *